NO TE PIERDAS MIS MONÓLOGOS DEL BLOG LLENOS DE CREATIVIDAD.

El Día del Padre, una de esas tiernas fechas del calendario. A día de hoy sobre todo, adorado y venerado por las tiendas. Atrás quedaron las manualidades con betún de Judea o Alkil de colegio. Pero es mucho más que un repunte en las compras para reavivar el comercio al final del primer trimestre del año, cuando la euforia de las rebajas ya se ha calmado.
La publicidad, pese a los esfuerzos de la RAE, está llena de anglicismos. Tenemos un rico lenguaje, pero nos encanta usar en creatividad otros idiomas. Lo cual dificulta a veces llegar al consumidor, no siempre versado en lenguas. Así le pasó a mi padre con la piragua Canaria.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar