Marketing Viral: el ingenio contagioso que vende

Un hashtag, dos alumnos. Una campaña de Marketing Viral que llegó a Trending Topic para llamar la atención de un Congreso de Marketing Digital.

 Cómo se gesta una campaña de Marketing Viral 

 

Todo surgió un viernes, tras un #EncuentroAulaCM, llegaba una invitación a nuestros Time Lines de Twitter. Había un interesante Congreso de Marketing Digital en Badajoz.
El evento nos venía como anillo al dedo. Con una implacable ansia por saciar nuestra sed de conocimiento digital tras haber logrado nuevamente ser Trending Topic con el #EncuentroAulaCM. Nos vinimos arriba.
Había que ir.

Sin embargo, fueron corriendo los tuits. El fervor inicial (al que se sumaron numerosos compañeros de distintos equipos, además del nuestro propio), dio paso una gran angustia. El evento tenía lugar en un día laborable, y no uno cualquiera, un jueves. Lo cual dinamitaba todas nuestras opciones de viajar y poder regresar a nuestros deberes laborales y educativos. Al día siguiente teníamos clase y muchos por la tarde trabajábamos.
Pues manos a la obra, raudos y veloces entramos en su web, dispuestos a apuntarnos como asistentes, de forma online. Vueltas, y clicks, y más vueltas por la web (seguro que Analytics se volvió loco tratando de descifrar nuestro comportamiento), hasta dar con nuestras ilusiones al traste. No encontramos plataforma digital.

Lo bueno que tienen las redes sociales, más allá de ser un medio de difusión de contenido, es que muchas veces se convierten en un agrupador y generador de colectivos. Así, de la espontaneidad de la nada, surgió una petición, un movimiento. Queríamos ser partícipes del CEMD, pero desde nuestros ordenadores (¿quién no dispone hoy en día de una conexión de datos y de un móvil para hacer Streaming?). Además, estamos hablando de un Congreso de Marketing Digital.

no todo vale en marketing viral

El objetivo estaba muy claro: queríamos la retransmisión online del Primer Congreso Extremeño de Marketing Digital, que no estábamos hablando de unas charlas de poca monta. Por lo que cualquier estrategia debía estar a la misma altura. No podíamos conformarnos con menos que ser Trending Topic nuevamente, como forma de protesta, de reclamo, de publicidad.

Marketing Viral y Twitter, el Crimen Perfecto 

Unos pocos privados con el otro secuestrador, y un reto. Empezaron a fluir las ideas. Con pasión, con emoción. Con ilusión. Con ganas de comernos el mundo, empezando por el Streaming del CEMD. Lo íbamos a conseguir, estábamos seguros, sí o sí. Teníamos un plan que no podía fallar. Con la vista puesta en la meta, dos días después empezó el brainstorming:
– “Yo secuestraba a la creatividad, o les apagaba Twitter, y hacía de este, un mundo feo y gris.”
Sí, sí, todo eso es muy bonito, pero seamos prácticos. Secuestremos a un ponente.

Teníamos dos de ellos al alcance del teclado. Salimos rápidos de clase, y dimos con Ernesto. Ya sabéis, el de La Importancia de Secuestrar a Ernesto. Nuestro hombre. Mientras terminaba su clase, apuramos los minutos para escribir un conato de guión. Tras conocer la idea se apuntó sin dudar. (Está claro que aquí estamos todos locos, ¡bendita locura!).
Para que luego digan de lo mala que es la improvisación.
Dado que en nuestra clase tenemos un rincón de lo más cuqui para los vídeos de AulaCM, le dimos una ligera vuelta de tuerca, e hicimos de ello nuestro decorado poco ortodoxo para secuestros express, haciendo acopio de lo que teníamos por clase como atrezzo (por fortuna el veroño nos dio pie para taparle la cara a Ernesto, y el gorro de Fer para el toque cómico de película de Leslie Nielsen). Pedimos un voluntario que no fuese una calamidad robando panderetas, y nos lanzamos a grabar el vídeo del rescate. Una sola toma, ¿qué podía fallar?

Contra todo pronóstico y ante las caras estupefactas y tronchadas de risa de los compañeros de clase, solo nos equivocamos al final. El encanto del directo, del recreo. Un poco de postpo y arreglado. Ahora solo teníamos otro problema, Ernesto no quería que se publicase nuestro vídeo, antes de que saliera el suyo presentándose como ponente. Bueno, en peores nos hemos visto, se hace un Teaser (y así de paso, empezamos a ver la acogida del movimiento), le pixelamos la cara, un poco de distorsión de voz y todo solucionado.

Poco a poco el secuestro viral iba tomando forma, y así llegamos al siguiente jueves, un día cualquiera, hasta que llegó el Mensaje Directo: “¿Quieres participar otra vez en el #EncuentroAulaCM?” Vimos la luz. Claro.

Por supuesto que queríamos ser parte, teníamos que ser parte. Ante nosotros estaba la primera oportunidad de captar a nuevos adeptos por la causa, además de añadir otro día Trending Topic en nuestro palmarés. Pese a que casi nos quitan la oportunidad, por eso de que teníamos clase a la misma hora. No iba a ser tan sencillo acabar con nuestras ganas. Nos colamos. Sí, de forma clandestina, a la hora señalada sincronizamos nuestros Tweetdecks, y empezamos a colaborar con el #EncuentroAulaCM, poco a poco fuimos escalando puestos en la clasificación según Tweetbinder, hasta que una vez a la cabeza de la carrera comenzamos a soltar nuestro querido Teaser, con el primer mensaje, que empezó a calar en nuestros seguidores, la bomba estaba suelta.

Consigue reacciones para que se haga viral 

Todo era muy bonito, teníamos dos vídeos, dos “carteles”, un montón de gente celebrando la iniciativa queriendo participar… Faltaba algo. Necesitábamos reacciones, testimonios, si queríamos que esto fuese viral de verdad, volver a la cima Tuitera, teníamos que buscar reacciones. Nada vende más que aquello que nos emociona.
Si el objetivo era asistir a un Congreso, las personas más afectadas por la ausencia del ponente iban a ser sus propios compañeros. De igual manera con aquellos compañeros de AulaCM, la primera fue Elena Charameli, pues cumplía con ambos requisitos.
Sabíamos que se mostraría muy afectada por la falta de Ernesto, y no nos defraudó. Un poco de música, de esa que encuentras en audiojungle libre de derechos, un par de efectos, et voilá:

Con Elena salió todo a pedir de boca, a la pobre se la veía realmente afectada por la ausencia de Ernesto. Con el siguiente se complicó otra vez un poco la cosa, pero qué sería de todo esto si no hubiera contratiempos. Y es que cuando uno está buscando reacciones a un secuestro, se espera encontrar lagrimillas, pena, ausencia. En ningún momento se nos pasó por la cabeza que alguien podría alegrarse de esto, bueno, tal vez sí, pero no que lo haría público, así que nos quedamos bastante perplejos cuando Rober, ni corto ni perezoso, celebró que hubiéramos secuestrado a Ernesto, él se unía a nuestra causa, sí, pero a Ernesto si nos lo quedábamos, pues mucho mejor.

Ahora sí que sí, con todo el material multimedia, un buen equipo detrás para hacer presión. Creamos una carpeta común para todos los participantes, en la que incluimos todos los elementos multimedia. Dado el éxito que cosechó el gorrito de Mailchimp, creamos para todos avatares monísimos. Sin quererlo teníamos nuestra identidad. Nervios. Risas. Un poco antes de la hora señalada ya estábamos dando muestras por Twitter de lo que se venía encima, y llegó la hora. Nuestra hora.

storify marketing viral

No cabe duda de que fue un rotundo éxito, el primero, porque logró el objetivo. Al día siguiente, por la tarde, se anunciaba la posibilidad de “asistir” al evento de manera Online; y el segundo: reto conseguido. Fuimos Trending Topic.

estadísticas marketing viralposteadores marketing viraltrending topic twitter

Que no cunda el pánico, que esto es un secuestro ficticio, y siempre viene bien un toque de humor. Nos quedaremos a Ernesto y os devolvemos el gorro del mono.

colaboradores marketing viral

Muchas gracias a todos los que nos acompañasteis a Isaac Clavero y a mí en esta aventura.

 Bonus Track: Otro ejemplo de Marketing Viral 

 Tipp-Ex

otro ejemplo marketing viralMás allá de este existoso experimento estudiantil, es que lo viral vende, no solo en términos económicos. Si no que llama la atención, que también puede ser otro objetivo en un Plan de Marketing, conseguir notoriedad, presencia de marca. Así fue en el caso de Tipp-Ex, la marca de correctores, que con el auge de lo digital, se estaba perdiendo la costumbre de escribir con boli, sin tinta no hay error, y sin error, no hay Tipp-Ex. Por lo que de una manera muy original, la agencia francesa Buzzman utilizaron Youtube esta vez, y subieron un vídeo en el que el espectador podía elegir mucho más que el final del vídeo.

Se presentaba a un cazador en un bosque, al que el narrador del vídeo le avisaba de que había un oso y le gritaba para dispararle, sin embargo, llegando al final del vídeo el espectador podía elegir si se le disparaba o no. En ese momento, el cazador cogía el Tipp-Ex (que se mostraba como el típico anuncio de Youtube) y borraba el verbo disparar, invitando posteriormente al usuario a escribir qué haría con el oso, pasando a enseñar dicho vídeo después.

La campaña, cosechó entre otras cosas un Bronce en los Leones de Cannes, y fue un absoluto éxito de Marketing viral. Logrando más de 50 millones de visitas, pero no todo quedó ahí. Y tanto la marca como la agencia francesa, un año y medio después decidieron dar continuidad a la misma, creando otro vídeo del mismo estilo en el que celebraban el cumpleaños del oso. Un Follow-Up de lo más divertido y original.

¿Conoces otras campañas de Marketing Viral tan divertidas? ¡Cuéntamelas, por favor! Haz de este post viral, comenta y comparte.

Y si tienes una Bati Cao, escríbeme por favor, tenemos mucho de qué hablar.

9 Comentarios
  • Ambush Marketing: se ha colado un anuncio en mi evento
    Escrito a las 09:50h, 01 diciembre Responder

    […] en este auge del mundo digital. El Ambush Marketing es una técnica que aunque se aprovecha de la viralidad de las redes, se desarrolla en el offline. Aunque hay técnicas como las metatags, por lo general, […]

  • Belén de Gregorio
    Escrito a las 10:20h, 20 noviembre Responder

    Hola Cris, gran ejemplo de marketing viral en twitter. Lo tendré en muy en cuenta cuando tenga que hacer campañas virales en twitter.

    • La Becaria
      Escrito a las 12:06h, 20 noviembre Responder

      Muchas gracias!! Aunque el marketing viral no es una ciencia pura, sí se pueden hacer campañas virales muy chulas, con poco.

  • Isaac Clavero
    Escrito a las 10:19h, 20 noviembre Responder

    Me encanta el comienzo: “Un hashtag, dos alumnos…” 😂👏🏼
    Que artista, esto no hubiera sido posible sin tu creatividad, compromiso y trabajo. Superamos todas las expectativas… ¿Cuál es la siguiente? 😌✌🏼

    • La Becaria
      Escrito a las 10:28h, 20 noviembre Responder

      Para algo fuimos un equipo, sin ti, y sin todos los alumnos de AulaCM que nos ayudaron, toda la campaña de marketing viral de #LibertadCEMD no hubiera sido posible. Gracias por haberte apuntado sin dudarlo, por tu esfuerzo y voluntad. Espero que vengan muchas más, porque eres un grande!

  • alejandradiazcrespo
    Escrito a las 20:01h, 15 noviembre Responder

    ¡Buen post! así se sucedieron los hechos 😊
    Podríamos decir que fue un éxito rotundo gracias a los creadores jaja.
    Por cierto no me deja ver el vídeo de Elena se ha debido romper el enlace.
    ¡¡Saludos!!

  • Francisco José Jiménez Rico
    Escrito a las 01:03h, 10 noviembre Responder

    Nada como la práctica para comprobar que con imaginación y unos poquitos recursos, se puede llagar hasta límites insospechados. Felicidades.

    • La Becaria
      Escrito a las 10:44h, 10 noviembre Responder

      Muchas gracias!! Has dado en el clavo. Y gracias por tu ayuda en la campaña!

Déjame un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar